Bogotá D.C. Como parte de la política de transparencia y lucha contra la corrupción el Ministerio de Defensa Nacional y las Fuerzas Militares continúan en un proceso de construcción de integridad y prevención de corrupción en el sector defensa de Colombia relacionado con la construcción de principios de buena gobernanza o buena gerencia.
De acuerdo con la oficina de Control Interno Sectorial del Ministerio de Defensa Nacional los buenos principios de buena gobernanza son aquellas guías que le permiten a todos los funcionarios, usar de la mejor manera el poder y los recursos que se les confía, es decir la transparencia en el servicio público, los datos abiertos, la rendición de cuentas y la lucha contra la corrupción en general. En este programa de construcción de integridad, el Ministerio de Defensa tiene dos fuentes: una, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). La otra, las recomendaciones que observamos en los índices de transparencias donde somos evaluados. Hablando de estos últimos índices de transparencia, nuestra referencia principalmente es el Defence Anti-corruption Index, en el cual el Sector Defensa colombiano ha sido catalogado como de bajo riesgo de corrupción, explicó Orlando Vega Navas, jefe de la oficina de Control Interno Sectorial del Ministerio de Defensa Nacional. Explicó que en ese índice, “el éxito nuestro ha sido tal que nos han llamado a convocar un grupo de trabajo con otros países con el cual diseñaremos una declaración de principios de buena gobernanza en defensa. Este proceso ya tiene algunos avances e inició en una reunión en Londres, en mayo de 2017, entre representantes de Transparencia Internacional y el Ministerio de Defensa, allí se fijaron puntos para adelantar una agenda”. Comentó Vega Navas que posteriormente se realizó una reunión en Bogotá con el señor Sir Ian Andrews, consejero de Transparencia Internacional, quien se entrevistó con el Ministro de Defensa, los viceministros de Defensa Mariana Martínez, Aníbal Fernández de Soto, y el comandante general de las Fuerzas Militares, general Alberto José Mejía Ferrero, de manera que ellos como líderes del sector están comprometidos y han dado instrucciones claras para que trabajemos de manera armónica. Estos principios además están alineados con la Presidencia de la República para que Colombia sea reconocida como un país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En este sentido, el Sector Defensa colombiano se ha comprometido a tener, probablemente en dos meses, su propuesta de declaración de principio y por este motivo la Oficina de Control Interno Sectorial del Ministerio de Defensa Nacional extiende la invitación a todos los servidores públicos del Ministerio de Defensa, Comando General de las Fuerzas Militares, Ejército, Armada y Fuerza Aérea para que sugieran lo que consideran principios de buena gobernanza. “Es muy importante que todas las Fuerzas sepan que cada uno de nuestros funcionarios pueden sumarse a este esfuerzo”, indicó Vega Navas. Las sugerencias de principios de buena gobernanza las pueden enviar al través del correo electrónico: controlinterno@mindefensa.gov.co Para administrar y desarrollar el concepto de transparencia, el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Militares están desarrollando herramientas claves, como la estructura del Control Interno propio del Sector que obedece al Modelo Estándar de Control Interno (MECI) que se convierte en la primera línea de defensa de nuestra institucionalidad y que tiene la obligación de identificar, evaluar y tratar los riesgos que atentan contra la misión, en este caso contra el uso inadecuado de recursos o el mal uso del poder por parte del Ministro de Defensa, la alta dirección, los comandantes y todo aquel funcionario a quien le confiamos mando para dirigir un proyecto, un programa o un proceso. La segunda línea de defensa es una línea de funcionarios especializados en ayudarnos a asegurar que los objetivos no se desvíen, por ejemplo, los señores inspectores de cada Fuerza, que tienen un gran poder de revisión, de verificación y evaluación permanente de asuntos y dan cuenta a sus comandantes de que los proyectos y que las instrucciones se cumplan como se prevean. En esta línea entran personas como nuestros jurídicos, los funcionarios que hacen disciplina, los funcionarios de seguridad informática y todo el esfuerzo anticorrupción y transparencia; por ejemplo, la doctrina Dante del Ejército Nacional hace parte de esa segunda línea. La tercera línea es la oficina de Control Interno Sectorial que de manera independiente verifica cualquier asunto, en cualquier parte del sector defensa y hay una línea de ayuda que es la 163 denominada Línea del Honor, donde cualquier uniformado, servidor público civil o ciudadano puede denunciar un acto de corrupción, un acto de indisciplina o algo que constituya precisamente un sabotaje al buen gobierno en el Sector Defensa. Por: Mery Bravo Silva – Comunicación Estratégica CGFM.
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Lun, 26/02/2018 - 11:26