Santander. “Santander está en una avanzada etapa del posconflicto, con desarrollados niveles de seguridad y con una economía que se ha beneficiado notoriamente de esa nueva realidad”. 

Así lo afirmó Luis Carlos Villegas, ministro de Defensa Nacional, al finalizar la octava visita a las regiones en el marco de la Ofensiva Nacional contra el delito, esta vez, en la capital santandereana, para analizar junto a las autoridades militares, policiales y civiles, los asuntos de seguridad del departamento. 

Villegas reveló que Santander cuenta hoy con unos históricos niveles de seguridad. “Una tasa de homicidios por cien mil habitantes que es casi la tercera parte del promedio nacional, está en 10 por cien mil habitantes. Es un nivel de violencia histórico en Colombia y Santander”. 

“También se han reducido (en Santander) las riñas derivadas de la intolerancia, con una reducción en lesiones personales, del 16 por ciento –agregó Villegas–. El hurto a vehículos disminuyó el 10 por ciento; de automotores, 17 por ciento; de motocicletas, 10 por ciento; el hurto a comercios, el 12 por ciento y el hurto común se ha mantenido en los mismos niveles del 2017”. 

El jefe de la cartera de Defensa resaltó que no se han presentado secuestros y que hay 37 casos de extorsión, con un descenso del 10 por ciento en todo el departamento de Santander, para este 2018. 

El ministro Villegas tuvo la oportunidad de revisar las cifras de municipios icónicos en la pasada violencia, lugares como Cimitarra, El Opón, Carare, San Vicente, Carmen de Chucurí, Sabana de Torres, zonas rurales de Barrancabermeja, frontera entre Santander, Arauca, Boyacá y Casanare. 

“Ver a San Vicente con cero homicidios desde el año pasado, o Carmen de Chucurí sin homicidios este año. Unos niveles de seguridad en lucha contra el robo y el asalto, de los más eficaces del país. Esa es la gran transformación que trae la paz a los territorios”. 

Dentro de las decisiones que reveló Villegas, en primera medida, informó que para el sur del Cesar, se creará el Batallón de Operaciones Terrestres N°50, con 500 efectivos, para mantener la presión del Ejército Nacional, en la línea norte-sur y en la lucha contra el crimen organizado. 

En segundo lugar, dijo que sumado a los municipios de Carmen de Chucurí, Sabana de Torres, San Vicente y Barrancabermeja, serán declarados Suratá y Matanza, como libres de coca. Es decir, que de los 87 municipios de Santander, hay 63 libres de minas y 14 en plena intervención en este momento. 

 En materia de pie de fuerza, se dispondrá para Santander 84 policías adicionales de los cuales 16, son mujeres y, además, ya está dispuesto el terreno para reubicar la Policía Metropolitana y departamental, en Piedecuesta. 

Respecto a los cultivos ilícitos, agregó el ministro que “yo espero que podamos en este primer semestre venir a declarar a Santander como un departamento libre de cultivos ilícitos y sin violencia. Nos faltan 20 hectáreas.” 

Finalmente, el Ministro manifestó que: “La Fuerza Pública ha cambiado la visión de la seguridad, que ya no es la nacional, los asuntos del conflicto armado, las grandes cabecillas de las organizaciones; ahora lo es la seguridad de la cuadra, del barrio, de la carretera, del celular. Es la seguridad que es la que implica al ciudadano la certeza de que su entorno no es una amenaza”, concluyó Villegas. 

El propósito de las visitas a las regiones es obtener una medición directa de la Ofensiva Nacional contra el crimen, de Pacto por la Vida por el homicidio y de los diferentes planes que se encuentran vigentes por parte de la Fuerza Pública.

Fuente: Ministerio de Defensa Nacional.

Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Jue, 05/04/2018 - 17:09