Santa Marta. En acciones ofensivas en contra de los delitos que atentan la libertad personal, los Gaula Militares Magdalena, Caribe, Cesar y Guajira, adscritos a la Primera División del Ejército Nacional, han presentado excelentes resultados en la última semana en el norte del país, entre ellos la captura de 33 personas.
Uno de los procedimientos más importantes fue la desarticulación de la banda delincuencial conocida como Los Incacolas, dedicada al tráfico y exportación de clorhidrato de cocaína a diversos países de Europa. Los 19 sujetos detenidos por el Gaula Militar Magdalena, fueron ubicados en seis ciudades del territorio colombiano y posteriormente trasladados ante la autoridad competente hasta la ciudad de Santa Marta, desde donde al parecer enviaban el estupefaciente al exterior vía marítima. En otras acciones, el mismo Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal capturó cuatro sujetos en el sector del peaje de Tucurinca en la vía que conduce al municipio de Fundación; luego de un arduo trabajo de inteligencia militar se pudo determinar que integrarían una banda dedicada a la extorsión y el tráfico de estupefacientes en los municipios de Fundación y Aracataca, donde presuntamente intimidaban a sus víctimas a cambio de no atentar contra su vida si no pagaban montos entre los tres y los cinco millones de pesos. Por su parte, el Gaula Militar Caribe, efectuó la captura en flagrancia de tres sujetos en el sector urbano del municipio Calamar, del departamento de Bolívar; los detenidos estarían recibiendo dinero producto de una extorsión a cambio de no publicar fotos y videos íntimos en las redes sociales de la víctima, por lo que fueron puestos a disposición de la Fiscalía Sexta Especializada en Barranquilla, y deberán responder por el delito de extorsión en la modalidad de sextorsión. Por su parte, el Gaula Militar Cesar, detuvo en las últimas horas a siete hombres sindicados por los delitos de concierto para delinquir con fines extorsivos y hurto calificado, cuando se movilizaban en la vía de la vereda El Perro a la vereda El Jobo, en el corregimiento Los Venados en Valledupar. Presuntamente, estos sujetos coordinaban el hurto de semovientes, para luego concentrarlos y desplazarlos a otro departamento, donde los sacrificaban para evitar que las autoridades los ubicaran; varias de las víctimas eran amenazadas por los delincuentes para no atentar contra sus vidas, a cambio de dinero o reses de ganado. Con estas capturas se sigue demostrando que el esfuerzo por atacar el delito de la extorsión en esta zona del país no tiene descanso y que, con el objetivo de brindar tranquilidad a la ciudadanía, se seguirán aplicando las técnicas necesarias para atacar esta amenaza. Fuente: Ejército Nacional
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Vie, 22/06/2018 - 19:30