GAULA Militares

GAULA MILITARES 

Las organizaciones criminales solo ven su libertad como un instrumento de negocio, no les interesa su vida, integridad o tranquilidad familiar.
El secuestro y la extorsión deterioran el patrimonio de su familia, de la nación, dañan la imagen que tienen otros de nuestro país; la ilegalidad solo ve su sufrimiento como un negocio.

No caiga en el juego criminal de los ilegales, acuda inmediatamente a los Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA) si usted, su familia o allegados, son víctimas de extorsión o secuestro, informe en la línea gratuita nacional 147
 

Conoce más sobre los GAULA Militares, misión y responsabilidad de la Dirección Nacional de GAULA Militares dando clic aquí:

RECOMENDACIONES PARA PREVENIR EL SECUESTRO

EN LA FAMILIA:

  • Cuando se sienta vulnerable ante un secuestro o extorsión, acérquese al Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal más cercano o informe su situación en la línea gratuita nacional 147 donde lo atenderán las 24 horas del día.
  • Procure que usted y sus familiares sostengan un bajo perfil, no sea ostentoso, ni haga públicos sus éxitos financieros o los de su familia; los ilegales se aprovechan de la información que usted les brinda, especialmente en redes sociales, por eso concientice a su familia de negar o publicar toda clase de información personal.
  • Informe inmediatamente a las autoridades cualquier situación sospechosa.
  • Siempre mantenga un equipo de comunicación con usted.
  • Cuide y eduque a sus niños dentro del contexto de nuestra actual situación. Fomente en ellos la solidaridad y confianza en las autoridades.
  • No los deje al cuidado de personas que no sean de su absoluta confianza o solos; los recorridos de los menores son los más riesgosos para su seguridad.
  • Conozca bien las amistades de su hijo. Exíjales que le informen el lugar y las personas con quienes van a estar cuando no estén con usted, en el colegio y/o universidad.
  • Desconfíe de extraños, no permita que alguien de su familia de entrada a alguien desconocido a su casa o acepten obsequios, invitaciones o conversaciones presenciales o por redes sociales que pueden terminar en entrega de información personal. 
  • Utilice palabras o señas claves en su grupo familiar para manifestar que están en peligro.

EN EL LUGAR DE TRABAJO

  • Cambie sus rutas de desplazamiento, medios de transporte y horario de actividades al entrar o salir de su trabajo.
  • Trate de trabajar en los horarios de oficina para que no esté solo, teniendo cuidado al escoger qué y a quien le comparte por razones laborales aspectos contables o íntimos.
  • No concentre su dinero en una sola cuenta bancaria y no maneje grandes cantidades de dinero en efectivo.

EN LUGARES PÚBLICOS

  • Permanezca alerta, todos somos posibles víctimas, la mayoría de las personas secuestradas pensaron eso no me pasa a mí...
  • Informe de sus viajes solamente a su familia y a personas de verdadera confianza.
  • Al abordar un taxi identifique la central a la cual pertenece, número de orden y placa; comuníquele a algún conocido estos datos y hacia dónde se dirige.
  • Si sospecha de un seguimiento cambie inmediatamente de ruta y avise a las autoridades.
  • Desconfíe de accidentes, distracciones o extraños en la vía. Elúdalas sin bajarse del automóvil.

RECOMENDACIONES CONTRA LA EXTORSIÓN

Recuerde mantener la calma ante cualquier amenaza contra usted, su familia o allegados, su miedo es la mayor arma de los delincuentes en su contra.

  • Si recibe amenazas presenciales, por llamadas o redes sociales donde le pidan dinero a cambio de no atentar contra su vida, la de su familia o sus bienes, avise al GAULA Militar, a través de la línea 147, por líneas reservadas de celular o en las casas GAULA y siga sus instrucciones.

  • Si recibe panfletos o cartas amenazantes evite que el papel pase por varias manos; manéjelo cuidadosamente en forma tal que las huellas del autor, en caso de quedar impresas, no sean borradas. Entregue el documento al GAULA para su análisis técnico pertinente.

​​​​​​​

  • Suministre toda la información que considere importante a los funcionarios antiextorsión y antisecuestro. Personas que considere que quieren hacerle daño, que conozcan su estado económico, empleados nuevos o despedidos, deudores y demás que tengan acceso a su información personal, familiar, económica o laboral.
  • Entere a familiares o allegados a quienes cobijen las amenazas para que de igual modo tomen medidas de seguridad.

​​​​​​​

  • Si recibe llamadas del extorsionista y no ha tomado contacto con el GAULA no se muestre agresivo ante la extorsión. Dialogue con el delincuente, hágale preguntas, pídale que identifique al grupo al cual pertenece, etc. Postergue y prolongue la negociación; esa información será de gran utilidad para la investigación.

​​​​​​​

  • Bajo la coordinación del GAULA Militar trate de concretar con el extorsionista la mayor cantidad de detalles posibles, especialmente lugares exactos de la entrega del dinero y las características de la persona que lo va a recibir.

​​​​​​​

  • Por ningún motivo se debe acudir a una cita con el extorsionista sin antes haber consultado al GAULA, ni mucho menos, cumplir con las exigencias de dinero que se estén haciendo. No deben acceder a pagar extorsiones que sólo sirven para acrecentar este flagelo en Colombia.

​​​​​​​

  • Tenga en cuenta que quien paga una extorsión será extorsionado toda la vida y trabajará por siempre para los delincuentes.

​​​​​​​

Yo No Pago, Yo Denuncio.

MARCA A LA LÍNEA GRATUITA 147