Sucre. El entrenamiento que fue liderado desde la Jefatura de Operaciones Aéreas, se llevó a cabo durante 5 días en Coveñas, Sucre, y fue realizado con el objetivo de mantener capacitados y actualizados a quienes integran los escuadrones de operaciones especiales de las diferentes unidades aéreas tales como CACOM-5, CACOM-4, CACOM-3 y CACOM-1.
Aeronaves como el UH-60 Ángel, Bell 212 y Casa 295, fueron protagonistas en estos escenarios naturales en los que se puso a prueba el conocimiento y experiencia de las tripulaciones, aumentando su capacidad para realizar rescates en aguas abiertas; esto evidenciado en ejercicios como infiltración a grandes alturas, paracaidismo, descenso y acenso por escalera, recuperación de eyectados mediante el uso de grúa de rescate y canastilla de agua, cumpliendo con éxito la misión. Con el desarrollo de ejercicios como éste, se mantienen entrenadas a las tripulaciones en situaciones inusuales, dándoles mayor competitividad y fortaleciendo sus capacidades operacionales en casos de emergencia. De esta manera, la Fuerza Aérea Colombiana ratifica el compromiso de mantener a salvo la vida de los colombianos, convirtiéndose en una Institución de vital importancia para el desarrollo de operaciones de búsqueda, rescate y recuperación de personal, cuando sea requerida. Fuente: Comando Aéreo de Combate N°5 - Fuerza Aérea Colombiana.
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Lun, 26/03/2018 - 16:44