Antioquia. Los hechos de la muerte violenta de la joven Kelly Johana López Londoño se presentaron el 21 de agosto del 2017; y finalizando el mes de septiembre, un pescador halló su cuerpo desmembrado en el río Cauca en alto grado de descomposición.
En las últimas horas, unidades de la Cuarta Brigada y agentes del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía General de la Nación, lograron la captura de dos hombres y una mujer señalados de ser los autores intelectuales y materiales del feminicidio de la joven Kelly Johana López, hechos que fueron denunciados masivamente por la comunidad del municipio de Liborina, occidente del departamento de Antioquia. Desde el 21 de agosto de 2017, momento en el que se conoció de la desaparición de Kelly Johana, las tropas del Gaula Militar del Oriente antioqueño y su componente de CTI de Fiscalía iniciaron las labores investigativas y de inteligencia militar para dar con el paradero de la joven. Luego de confirmarse su muerte, los esfuerzos se enfocaron a capturar a los responsables de los hechos. Luego de seis meses de un arduo trabajo de inteligencia militar, unidades militares llegaron hasta el barrio La Palma, sector El Caño del municipio de Liborina y realizaron tres procedimientos de allanamiento y registro, en los cuales fueron capturados Hernán Darío Ibarra, Carlos Andrés Londoño y Érica Patricia Arroyave, quienes serían los presuntos responsables del feminicidio. Como resultado de los procedimientos de allanamiento se encontró en una de las viviendas registradas más de nueve millones de pesos, prendas de vestir pertenecientes de la víctima, marcas de sangre en las paredes y huellas de arrastre en el piso del inmueble donde la joven residía con su compañero sentimental. Además se incautó un motocarro donde, presuntamente, se habrían transportado las partes desmembradas del cuerpo, que finalmente fueron arrojadas al río Cauca en el sector de Quebrada Seca. Los capturados fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación por los delitos de feminicidio agravado y desaparición forzada; y ya se encuentran con medida intramural. La Cuarta Brigada del Ejército Nacional seguirá trabajando con todos los organismos del Estado para seguir consolidando la seguridad y tranquilidad de los antioqueños e invita a la comunidad a continuar con las denuncias ante cualquier situación de extorsión o secuestro a través de las líneas 146 y 147. Fuente: Cuarta Brigada 
Enviado por Comunicaciones (no verificado) el Mié, 17/01/2018 - 09:37