En el marco del programa Fe en Colombia, Soy Santander, soldados del Batallón de Artillería No. 5 Capitán José Antonio Galán, orgánico de la Quinta Brigada de la Segunda División, construyeron más de 500 metros de placas huellas en zona rural del municipio de Coromoro, Santander, para favorecer la movilidad, desarrollo y progreso de miles de familias de esta región del departamento.


Gracias a la gestión adelantada por la Unidad de Reparación de Víctimas y la Administración Municipal, se logró una inversión superior a los 300 millones de pesos para la compra de materiales, adquisición de maquinaria pesada y mano de obra calificada para dirigir las labores que realizaron cerca de 32 soldados de esta unidad con el apoyo de la comunidad, durante dos meses de arduo trabajo.


En una primera fase, los uniformados trabajaron en la construcción de 215 metros de placas huellas que favorecen a 600 familias de las veredas Naranjal Alto, Naranjal Bajo, Hatillo Alto, Hatillo Bajo y las dos vías que comunican a este sector con la cabecera municipal. Por otra parte, las tropas y la comunidad también trabajaron en la construcción de otros 253 metros de placas huellas para el beneficio de aproximadamente 2.500 familias de 11 veredas de Coromoro como son Los Pinos, Hatillo Bajo, Hatillo Alto, La Mina, Guachavita, Fical, Pueblo Viejo, Guadual, Playón, Zúñiga y Zuñiguita.


Con esta notable mejora a las vías terciarias mencionadas, no solamente se favorece la movilidad y el transporte de personal, sino que también se constituye en una excelente opción para promover el turismo y el comercio de productos agrícolas propios del sector.


La Quina Brigada del Ejército Nacional ratifica su compromiso por ofrecer un servicio a la comunidad y garantizar no solo su seguridad y tranquilidad, sino realizar acciones que también permitan el desarrollo, progreso y fortalecimiento de la región. 

Fuente Ejército Nacional

0 Comments
Friday, March 1, 2019 By Anónimo (no verificado)