Se trata de una intervención en la que, por primera vez, se articularon en la región y de manera conjunta, el Gobierno Nacional, la Fiscalía General de la Nación, las Fuerzas Militares, la Policía Nacional, con el apoyo de la Judicatura. 


La operación ‘Escudo’ fue coordinada con el fin contrarrestar la amenaza delincuencial generada por las economías ilícitas y estructuras criminales que tendrían relación con agresiones a líderes sociales y homicidios en Norte de Santander, y la subregión del Catatumbo. En ella participaron más de mil integrantes de las diferentes fuerzas en conjunto con la Fiscalía. 
Gracias a la denuncia de la ciudadanía fueron desarticuladas 5 organizaciones delincuenciales, entre ellas una de carácter trasnacional llamada el ‘Tren de Aragua’, conformada por ciudadanos venezolanos que intentó posicionarse sin éxito en la zona de frontera. 


Con estas acciones se busca avanzar en la judicialización de las organizaciones criminales que también tienen relación con el contexto de violencia en el marco del cual se presentan amenazas y ataques a líderes sociales y defensores de derechos humanos, y homicidios. 


Balance 

La estructura criminal más afectada fue el ELN (26 capturas), seguida por ‘Los Rastrojos’ (13 capturas), ‘Los Pelusos’ (6 capturas) y el Grupo Armado Organizado Residual 33 (5 capturas). 2 

En total fueron capturadas 143 personas, 103 por órdenes judiciales producto de procesos investigativos y 40 en flagrancia. 
Con la ‘Operación Escudo’ se golpeó a las organizaciones dedicadas al robo de hidrocarburos, minería ilegal y el narcotráfico, y permitió la incautación de cerca de tres toneladas de cocaína. 


14 municipios de Norte de Santander fueron beneficiados con esta acción institucional, que abarcó el 90 por ciento del territorio del Catatumbo. 


Este nuevo modelo de intervención entre el Gobierno Nacional, la Fiscalía General de la Nación, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, en estrecha colaboración con la Judicatura, se pondrá en marcha en otros puntos del país donde hacen presencia los grupos del crimen organizado, las economías ilícitas que afectan a la comunidad y, de manera directa, a los líderes sociales y defensores de derechos humanos. 


Para el Gobierno Nacional es un objetivo, a través del Ministerio de Defensa y todas sus instituciones aliadas, garantizar la tranquilidad ciudadana y de aquellos que han recibido amenazas de los grupos generadores de violencia. 


La primera intervención de este tipo se adelantó en el Bajo Cauca y el sur de Córdoba donde se realizaron 111 capturas. De manera conjunta, se intervinieron 52 minas ilegales y se destruyeron 22 laboratorios para procesamiento de cocaína. 


Se trabaja para perfeccionar este mecanismo y la articulación interinstitucional para derrotar al crimen en todas sus modalidades. 


La campaña militar y policial ‘Esparta’ seguirá en Norte de Santander para continuar con este modelo articulado de intervención y afectar a todas las estructuras criminales que atentan contra la tranquilidad y convivencia en Norte de Santander y la subregión del Catatumbo.
 

Fuente: Fiscalía General de la Nación 

0 Comments
Monday, July 29, 2019 by johncampos