Operación Artemisa sigue neutralizando el aprovechamiento ilícito de recursos naturales

Cinco personas fueron capturadas, lográndose que por  primera vez en el Huila, se dictaran medidas penales de aseguramiento por delitos cometidos a los recursos naturales.

Un trabajo interinstitucional entre Novena Brigada del Ejército, Policía, Fiscalía y Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, CAM.

En el 2021 el fortalecimiento de la estrategia Burbuja Ambiental en el Huila, ha consolidado diversos procesos que a la fecha se traducen en la incautación de 148 metros cúbicos de madera, así de carbón vegetal, el decomiso de dos vehículos y dos máquinas utilizadas para minería ilegal y 17 capturas por delitos ambientales.  

El más reciente resultado operacional se logró tras dos años de actividad investigativa, realizada en el marco de la Operación Artemisa, acciones que permitieron la captura de cinco hombres como responsables de los delitos de aprovechamiento ilícito de los recursos naturales renovables, daño a los recursos naturales y concierto para delinquir.

El proceso de captura fue realizado en el centro poblado San Adolfo del municipio de Acevedo y en él participaron integrantes del Batallón Magdalena de la Novena Brigada, Sijín, Sipol, Carabineros, Fiscalía General de la República y la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, CAM.

Durante la audiencia a cargo de un juez de control de garantías del municipio de Pitalito, tres de los procesados recibieron medida de aseguramiento domiciliaria y los otros dos, medidas no privativas de la libertad.  Esta es la primera vez que, en el Huila, se establecen este tipo de órdenes judiciales por delitos contra los recursos naturales.

A los capturados se les sindica la realización de  actividades de tala, aprovechamiento y transporte ilegal de roble negro (Colombobalanus Excelsa) extraídos de bosques localizados en las veredas Playitas, Porvenir, La Ilusión, El Rubí, El Rosario, Monte Líbano, aguas Claras, Villa Fátima, Versalles, La Montosa y La Tocora del municipio de Acevedo y en otras áreas pertenecientes al Parque Natural Regional Corredor Biológico Guacharos-Puracé y al Distrito Regional de Manejo Integrado Serranía de Peñas Blancas, así como en zonas limítrofes con el departamento del Caquetá.

Las pesquisas, se dieron tras dos años de labores de investigación, recolección de evidencia física y elementos materiales probatorios por parte de las autoridades de control territorial. 

Especie endémica en estado de amenaza

La comercialización de esta especie vedada, incentiva el aprovechamiento ilegal al igual que el tráfico en la zona, ya que, por distribución natural, el roble es una especie típica y relitual en los bosques del sur del Huila, la cual se encuentra bajo categoría en peligro (EN), de acuerdo con la lista de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza-UICN.

Su amplia oferta ecosistémica, se traduce en una alta producción de oxígeno y en la captura de carbono, pues de acuerdo con estudios realizados, se ha establecido que esta especie captura mucho más Dióxido de Carbono, que el resto de bosques forestales. 

Estos individuos forman asociaciones naturales denominadas robledales y se encuentran a partir de los 1.500 metros sobre el nivel del mar, los cuales son altamente perseguidos como material forestal para transformación en productos como carbón, vigas, postes y columnas.

En el departamento del Huila no se tienen reportadas plantaciones de roble negro, por consiguiente, cualquier producto perteneciente a esta especie, no está sujeta a ningún tipo de aprovechamiento, transporte y uso comercial, si proviene de bosque natural, según lo determina la Resolución No. 0316 de 1974 del Inderena, por medio de la cual se veda indefinidamente a esta especie en todo el territorio nacional. 

Así mismo, el Acuerdo No.009 de 25 de mayo de 2018, por medio del cual la CAM “regula la flora silvestre maderable y no maderable, la movilización de sus productos y las plantaciones forestales protectoras y protectoras-productoras”, en su artículo séptimo declara veda en la jurisdicción del Huila tanto al roble negro como al roble blanco (Quercus Humboldtii).

Fuente: prensa – Ejército Nacional 
 

0 Comments
Monday, September 27, 2021 By merybra