Intensa jornada de rescate fue efectuada por la Fuerza Aérea Colombiana en el Meta

Once personas y un animal doméstico que se encontraban aislados, por la súbita creciente del Río Guayuriba en Araguaney, anteriormente conocido como Cocuy Bajo, una vereda del departamento del Meta, fueron rescatadas en un helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana, activado por el Centro Nacional de Recuperación de Personal CNRP, en la misión de Búsqueda y Salvamento ÁNGEL.

Sobre las tres de la tarde, las tripulaciones del Helicóptero Black Hawk UH-60 del Comando Aéreo de Combate No.2 CACOM2, iniciaron con las complejas labores de rescate de los ciudadanos que se encontraban en situación de riesgo en áreas rurales de Villavicencio, por cuenta de las inundaciones que provocaron el desbordamiento del Río Guayuriba al Río Negrito.

En cuatro vuelos y desde 15 metros de altura, por medio de una grúa de rescate, se logró la exitosa extracción de un bebé, dos niños de 4 años, tres personas de la tercera edad, cinco adultos y un canino; asimismo, durante la operación, nueve integrantes de la Defensa Civil y la Cruz Roja, abordaron la aeronave para ser movilizados hasta las áreas, con el objetivo de que realizaran la evaluación de daños y las necesidades de evacuación de la comunidad.

La operación de rescate finalizó cerca a las ocho de la noche con la entrega de los 11 ciudadanos al personal de los Organismos de Socorro y al Alcalde de Villavicencio, Juan Felipe Harman, para su posterior reubicación y acompañamiento médico, ya que uno de los adultos mayores requirió especial atención, debido a las dificultades para movilizarse por sus propios medios.

Una vez puestos a salvo, la aeronave regresó al CACOM2, y cerca de las 10 de la noche, nuevamente se prepararon para el despegue, en esta oportunidad, para movilizar hasta el punto crítico del Río Negrito, a cuatro miembros de la Policía Nacional, con sus equipos de rescate y un bote Zodiac, con el fin de fortalecer el pie de fuerza de los Organismos de Socorro, debido a que la situación de la comunidad que se encuentra en estado de alta vulnerabilidad, requiere de un trabajo interinstitucional que permita salvar las vidas de nuestros compatriotas.

Recientemente, el departamento del Meta fue catalogado por el IDEAM como una zona en alerta roja por las lluvias y nubosidad, bajo monitoreo constante en varias zonas de la Orinoquía; carreteras, viviendas y cultivos han sido cubiertos por completo por el agua y lodo, arrastrados por estos ríos, motivo por el cual, el Alcalde decretó la calamidad pública en Villavicencio.

De este modo, su Fuerza Aérea Colombiana seguirá trabajado de manera mancomunada con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres UNGR con el fin de ayudar de manera oportuna a las familias afectadas por las inundaciones y que se encuentran en riesgo para transportarlas hasta lugares seguros.

Fuente: prensa – Fuerza Aérea Colombia 

0 Comments
Monday, July 27, 2020 By merybra