Libros, colores, magia y mucha fantasía tiene el aula de clases de los hijos de Oficiales, Suboficiales y soldados del Ejército Nacional, que se benefician con esta estrategia.

Liceo Revéiz Pizarro, así fue denominado este lugar que construye el futuro de ocho niños que gracias al apoyo del comandante de esta unidad continúan sus estudios bajo la modalidad de ‘Escuela Nueva’, método que permite que el docente vaya hasta el aula de clases dispuesta en el Grupo de Caballería Mecanizado No. 18, ubicada en el municipio de Saravena, Arauca, con el propósito de brindar bienestar a las familias de los militares, permitiéndoles estar más cerca de sus seres queridos y así consolidar la unión familiar en el Cantón Militar.

Este programa del Ministerio de Educación Nacional permite que a través de guías y talleres se brinde educación personalizada a pequeños grupos de estudiantes con un solo docente, quien orienta el proceso de aprendizaje en los grados segundo, tercero y quinto de primaria, donde los niños toman la formación de acuerdo con el pensum académico a nivel nacional con las pautas que el Ministerio otorga a través de esta importante estrategia.

Jimena Villarreal, docente con 27 años de experiencia, asumió esta bonita misión de enseñar e impartir los conocimientos a estos niños en el Liceo ‘Revéiz Pizarro’ lo que la llena de completa satisfacción. “Por medio de ‘Escuela Nueva’ se ha logrado fortalecer los conocimientos de estos estudiantes, en un principio fue difícil la aceptación de esta metodología, puesto que ellos vienes de colegios con más espacios y más compañeros con quienes pueden compartir, sin embargo, he trabajado con mucha entrega buscando que los niños se enamoren de este pequeño lugar que es donde forman su educación”, asegura.

Los pequeños que gozan de esta estrategia están matriculados en el colegio Rafael Pombo que en articulación con el Ejército Nacional brindan la oportunidad para que una docente del plantel educativo pueda dirigirse hasta las instalaciones de una unidad militar aportando de alguna manera a preservar la seguridad de los miembros de la Fuerza Pública en esta zona del país, donde el conflicto ha dejado profundas huellas de dolor, pero que gracias al esfuerzo del Ejército Nacional por proteger el territorio y a los convenios que se hacen con distintos entes públicos y privados tiende a cambiar de manera positiva.

De este modo los pequeños asisten cada día al salón de clases, un lugar que para ellos parece mágico, lleno de colores, libros, herramientas didácticas y tecnológicas que les permite de manera divertida adquirir una formación básica con talleres complementarios como oratoria, idiomas, proyecto de vida y constructivismo, trabajando la parte cognitiva de 

cada uno de los menores y generando espacios de enseñanza que fortalece el desarrollo de las potencialidades de los niños y niñas.

Por supuesto los padres de familia son los más felices con la iniciativa, Miryam Niño esposa de un militar manifiesta “gracias al trabajo articulado del Ejército a estas acciones hoy puedo estar junto a mi esposo e hijos en el municipio de Saravena, pues uno de los motivos que nos tenía alejados era que si nos trasladábamos para este municipio porque nuestros hijos iban a estar limitados en muchas cosas y una de ellas era su educación, pero ya vamos a cumplir casi un año aquí y estamos unidos como familia y con mis hijos estudiando a través de la estrategia ‘Escuela Nueva” sin ningún impedimento’.

De esta forma, el Ejército Nacional propende por el bienestar y la consolidación de la familia de los héroes bicentenarios, brindando espacios y acciones que favorezcan a sus hijos quienes son el principal motor de energía de los hombres y mujeres militares.

Fuente: Décima Octava Brigada del Ejército Nacional 

0 Comments
Friday, May 31, 2019 By Comunicaciones (no verificado)