Un bebé de un año y su progenitora pertenecientes a la etnia indígena Sikuani fueron evacuados en un helicóptero UH-60 Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana en una misión nocturna desde Mapiripán, Meta. Imagen eliminada. El menor presentaba una neumonía bacteriana por lo cual el centro médico de dicho municipio requirió la evacuación aeromédica de manera urgente para salvar su vida. De inmediato, una tripulación del Comando Aéreo de Combate No. 2 reaccionó desde Apiay, Meta, y en menos de una hora recibieron al bebé y su madre para trasladarlos. Una vez de regreso en Apiay, la médico militar de la Fuerza Aérea Colombiana entregó el paciente a la ambulancia de un centro médico de Villavicencio. Esta misión se cumplió con éxito gracias a coordinaciones entre el Centro Nacional de Recuperación de Personal -CNRP de la Fuerza Aérea Colombiana y la Nueva EPS. De esta manera, las tripulaciones y aeronaves de la Fuerza Aérea Colombiana continúan 24 horas al servicio de los colombianos que más lo necesitan sin importar el lugar en que se encuentren. ¡Así se va a las Alturas! Fuente: Fuerza Aérea Colombiana  
Enviado por admin el Lun, 10/12/2018 - 09:34